Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

UN DESPERTAR SALVAJE

-Se lo juro –dijo él sereno-, no sé cómo llegó a mi pierna, sólo recuerdo que la noche anterior tuve cantidad de pesadillas. Luego me levanté para asearme como de costumbre y caí al suelo boca abajo, en ese momento supe que algo andaba mal en mis piernas, e inmediatamente miré hacia ellas y ahí estaba, la piel de una gran serpiente parecía cubrir toda mi pierna derecha hasta la ingle. El pánico se apoderó de mí, y mi primer reflejo fue buscar las mandíbulas de aquella serpiente que había comenzado a devorarme por la noche, pero para mi sorpresa no encontré nada a mí alrededor. La piel de la serpiente estaba integrada a mi piel de manera natural. Estaba por todo lo que antes era mi pierna, mi rodilla, mi pantorrilla, hasta llegar a mi pie donde encontré la cabeza de la serpiente. -¡Vaya! - exclamó el jefe mientras miraba un poco horrorizado y con curiosidad su nueva pierna en forma de serpiente. -Así es, de inmediato supe que era una serpiente pitón por las figuras de su piel, de algo me…

TRÁFICO EN GUADALAJARA

Viernes por la noche, voy por la avenida López Mateos, el tráfico es denso  pero fluido. A lo lejos, al inicio de un paso a desnivel, una fila de autos luce casi estática. Me acerco lentamente, como cuando alguien observa algo que no reconoce pero cree saber de qué se trata. Mi auto pasa a formar parte del par de enormes filas que parecen ser devoradas por aquel enorme túnel. Respiro con resignación hasta entrar en estado de meditación. Observo detenidamente a mi alrededor, sólo autos. Miro dentro de cada uno de ellos. Algo me hace ruido en lo más profundo de mis entrañas, algo me sacude, algo no cuadra, algo no tiene sentido. Los autos pasan uno tras otro con uno o dos pasajeros a lo mucho. Algo es incoherente, pienso. Pero es viernes y no quiero reflexionar, así qué enciendo la radio, pongo mi música preferida y me preparo para un trayecto prolongado.